Algunos consejos para ser un turista responsable

Turismo verde, turismo ético, turismo responsable… ¿Cuál es la diferencia y como podemos viajar sin afectar al planeta? Al elegir el destino de nuestros sueños solemos tomar en cuenta cosas como el alojamiento, el clima, la vida nocturna, sus atracciones y rincones de interés. Pero en muy pocas ocasiones nos informamos sobre el impacto que nuestras vacaciones tendrán sobre la comunidad local, el medio ambiente o temas como el calentamiento global.

A medida que pasa el tiempo, los vuelos se hacen más baratos, cada vez son más las personas que pueden ir a visitar playas exóticas, aventuras llenas de adrenalina o disfrutar de escapadas de fin de semana de improvisto. De igual forma, todos estamos en la posibilidad de poner nuestro granito de arena para que nuestros viajes no terminan dañando el medio ambiente, dejando a un lado los destinos intactos para que las generaciones del futuro lo disfruten al igual que nosotros.

Pero primero, una pequeña guía sobre la terminología por parte de https://www.kidsandus.mx/es/:

  • Turismo responsable: todo depende de ti, ser responsable con el destino, como llegar, cómo lidiar con las experiencias económicas, culturales o políticas que te encuentres en tus vacaciones.
  • Turismo sostenible: disminuir en la medida de lo posible el impacto en el entorno natural y las comunidades que rodean tu destino, que impulse la prosperidad económica mejorando la cohesión social y creando trabajos.
  • Ecoturismo: un pilar del turismo sostenible, este hace énfasis en preservar el entorno natural del destino al que visitas.
  • Turismo Ético: viajar a lugares donde puedas conseguir conflictos éticos como injusticias contra los derechos humanos o relacionados con el bienestar de los animales.
  • Turismo Verde: en vez de viajar en un jet privado o un coche que tengan altos niveles de contaminación, el turismo verde, significa que tú como viajero elegirás los medios de transporte que menor impacto ambiental tengan.

Ahora que ya estamos en sintonía, aquí van algunos consejos para ser un turista responsable:

  • Consume localmente: deja a un lado los productos en masa o de las típicas camisetas horteras y comprar recuerdos del viaje en tiendas locales y establecimientos de artesanía.
  • No le des dinero a los mendigos: puede que te sientas un poco mal por ello y más difícil decir que no, pero dar dinero a los niños de la calle o a cualquier mendigo lo único que continúa alimentando es desigualdades ya que proporciona un alivio instantáneo de la precariedad pero no ofrece solución al problema.
  • Elige un tour operador ético: utiliza agentes de viaje que reporten beneficios a la comunidad local.
  • Sácale partido al transporte público: asegúrate de informarte bien sobre las opciones de transporte público que puedes tomar, serán la opción perfecta para cuidar el ambiente y tu dinero.
  • Hazte con una bicicleta: la mejor forma de conocer nuevos lugares es caminando por la ciudad o alquilando una bicicleta. Disfruta a tu ritmo y explora todas esas calles empedradas monísimas para luego detenerte a tomar un café o un refresco en algún establecimiento local.
  • Infórmate lo más que puedas de tu destino: los destinos suelen ser mucho más que las mejores playas o los monumentos de mayor historia.
  • No te lleves nada de la naturaleza: como turista responsable lo mejor es dejar la naturaleza en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *