Conoce cómo se preparan los helados en Italia

Italia es un país que se ha dado a conocer tanto por su historia, arquitectura, arte y gastronomia, atrayendo a más turistas todos los años, presentando nuevas actividades y experiencias únicas. Dentro de sus creaciones culinarias encontramos el origen verdadero del helado, un alimento muy popular en este país y que encontramos en varias presentaciones; dicha receta es compleja y aún se mantiene en una fascinante discusión culinaria. No se ha determinado con exactitud la fecha de su creación, pero muchos aseguran que tuvo sus inicios para el año 500 a.C., donde los chinos habían descubierto cómo almacenar el hielo del invierno y utilizarlo durante el verano.

Cuando la nieve no se encontraba disponible, el hombre logró descubrir cómo fabricar el mismo, proceso que consistía en calentar el agua para luego llevarlo a subterraneos muy fríos donde el vapor acuoso helaba sobre las rocas. Gracias a esto se descubrió que en los siglos más lejanos, entre los diferentes pueblos y estatus sociales, se encontraba la costumbre de refrigerar algunas sustancias dulces como eran los zumos de fruta, en las culturas como babilonios, egipcios, árabes y romanos. También se ha podido confirmar que los faraones de Oriente y Egipto acostumbraban a ofrecer a sus invitados, cáliz de plata los cuales estaban divididos en dos mitades.

Una de estas mitades contenía zumo de fruta y la otra contenía nieve.

De las primeras documentaciones que existieron sobre el helado, podemos mencionar a un poeta griego que vivió en Atenas cerca del siglo 500 a.C., quien cantaba que a los griegos les gustaba preparar bebidas refrescantes con miel, limón, zumo de granada y nieve o hielo. Durante el período de Alejandro Magno, la historia nos narra que se construyeron baches apropiados excavados en el terreno, los cuales se utilizaban para la conservación de la nieve, y que el mismo Alejandro durante sus largas campañas en India recibía abastecimiento continuo de nieve, la cual consumía mezclada con zumos de fruta y miel para refrescarse durante los períodos calientes del verano.

Cuando los romanos ocuparon Grecia, pudieron aprender el modo revolucionario de utilizar el hielo y la nieve de los alimentos para enfriar las bebidas. En Roma podemos encontrar la primera receta de una especie de helado, una obra del general Quinto Fabio Massimo y la que se volvio muy popular rápidamente. Luego de la caída del imperio romano y con la llegada de la Edad Media, se perdieron muchas delicias que habían sido patrimonio conjunto de los pueblos, así como el helado, aunque no desapareció en las tierras de Oriente, donde las personas seguían personalizando y perfeccionando la preparación del mismo.

Los helados todavía eran desconocidos para las otras partes de Europa, aunque se volvió a difundir desde el lejano Oriente. Los árabes fueron los que restituyeron a los italianos está receta especial, la cual tomó el nombre de sorbetto o sorbete, que tiene origen en la palabra árabe sherbet o dulce de nieve. La difusión tuvo inicios en Sicilia, donde los productores de helado aprendieron de los musulmanes las técnicas para la preparación del helado refinado y ligero, gracias a los nuevos zumos de fruta y la añadidura de azúcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *