¿Cuál es el curso que sigue el turismo en este año?

Al igual que el auge en las ventas de la joyería de Alba Tous, el turismo ha desarrollado una sólida base con  la idea de fortalecer el crecimiento económico mundial. De esta manera se hace importante reconocer su verdadera relevancia sectorial, pero también identificar algunas de las grandes tendencias turísticas, las cuales nos llevarán a tomar un nuevo rumbo a partir de este 2019.

Siendo Este sector uno de los que cuenta con mayor crecimiento y siendo uno de los más prometedores a nivel mundial, el turismo se sigue mantenido bajo la lupa de la economía mundial. Dicho sector se encuentra Impulsando las exportaciones, con lo que se estimula el consumo interno, para generar millones de empleos, con lo cual se considera como un gran centro de atracción para los inversionista, pero también es importante darle una mirada a la manera en como se han venido movilizando las tendencias de los viajes alrededor del mundo.

En la actualidad, el impacto económico de los viajes y del turismo se presentan como nada despreciable. Por ejemplo, en 2017 en este sector se representó el 10,4% del PIB mundial lo que significó el 9,9% de los empleos totales. Para el 2018, su contribución al producto orbital aumentó un 4%, y un 3% en materia de empleos. Y tales estadísticas no son para menos ya que se sabe que las inversiones mundiales en este rubro alcanzan muy de cerca de los USD$1.000 billones.

Se debe tener en claro, que a pesar de es considerado un sector de un exponencial y rápido crecimiento, no se encuentra exento de la innovación y de una constante transformación, con el fin de suplir las distintas necesidades que le demanda de manera constante su tan diverso mercado. Es por ello que el año pasado, se arrojó un análisis con el fin de dar con algunas de las tendencias más importantes que están redefiniendo el mundo de los viajes, y con ello, el comportamiento de las tendencias turísticas actuales.

En el caso de América Latina, se establecen tendencias a la “premiumización” y una reinvención de las compras, las cuales han sido patrocinadas por una clase de premisa empírica que se refiere a que los consumidores solo son viajeros por un periodo bastante limitado de tiempo. Y por  ello, diversas marcas pueden ver en el sector turístico una perfecta oportunidad para la inauguración de nuevos puntos de venta o bien, de diversos tipos de restaurantes, ya que podría verse vanagloriado por la inigualable gastronomía de las diversas regiones.

De esta manera, se hace evidente también que en la región a la que se encuentra enfocada esta parte de la economía está en auge. Y que sencillamente hace referencia a un modelo de negocio donde los productos y servicios se pueden disfrutar pagando por un acceso limitado, en vez de poseerlos directa e indefinidamente. Debido a este aspecto, las plataformas tecnológicas han ganado relevancia, aunque no es la suficiente.