Florencia espera con los brazos abiertos a las parejas

A orillas de tío Armó se encuentra Florencia, de quién valga decir es una de las ciudades más bellas e importantes de Italia. La misma puede ubicarse entre los destinos que se hacen imprescindibles para las parejas y para quienes están recién casados y buscan una escapada a través de la encantadora Toscana.

No solo se trata de cruzar el río por alguno de sus puentes pintorescos de piedra por los que se conectan ambas partes de la ciudad, sino que en ella encontrarás diversos puntos de interés de gran importancia, antiguos museos en cada una de sus esquinas los cuales albergan maravillosos muestras del Renacimiento italiano.

Se puede disfrutar de paseos de ensueño alrededor de Florencia, en donde podremos encontrarnos con infinidad de momentos de verdadero romanticismo. Alguna copa de Chianti en una de sus plazas, detenerse a admirar las espectaculares puestas de sol sobre el río Arno o acudir a deleitarse con las pinturas o los frescos llenos de pasión, y es que Florencia es una ciudad a flor de piel.

Pasear en coche de caballos por Florencia

Si deseas recorrer el centro histórico de Florencia, este es lo bastante pequeño para hacerlo, pero tu estancia en la ciudad será inolvidable si decides recorrerla en un fiaccheraio. Este es un coche de caballos tradicional de Florencia, usado siglos atrás, mucho antes de que fueran introducidos los medios modernos de transporte público.

En la actualidad aún se pueden conseguir algunos fiaccheraio en uso, que salen cada día de las plazas del Duomo y la Signoria. Con uno de estos paseos podrás sentir que eres un miembro más de la realeza, pero ello además te permitirá hacer un recorrido por caminos ocultos a los que no es posible acceder en los transportes modernos.

La Piazzale Michelangelo y sus impresionantes vistas

Si deseas disfrutar de inigualables vistas de Florencia, entonces debes ir a Piazzale Michelangelo, en lo alto de una colina. Para ello debes subir las escaleras que ascienden desde la plaza Giuseppe Poggi, que son conocidas como Rampe del Poggi. En la plaza podrás apreciar una reproducción a tamaño natural del David de Miguel Ángel. En torno a la plaza se encuentran pequeños puestos de mercado acompañados de un hermoso jardín de rosas.

Pasear por el Arno y brindar en una tradicional barca

Es el centro de la ciudad el que ofrece las escenas más bonitas de la vida florentina, por ello debes aprovecha que el Arno atraviesa su corazón para disfrutar de unas inolvidables vistas a bordo de una de las barcas que usaban antiguamente los renaioli a fin de poder transportar arena. Dichas embarcaciones tradicionales cuentan con un fondo plano llevan siglos surcando las aguas del río. En ellas podrás disfrutar de vistas privilegiadas de los antiguos puentes de piedra de la ciudad, como el de Santa Trinità y el Ponte Vecchio.

El Jardín de Bóboli

Este es un lugar de ensueño que puedes descubrir entre esculturas y fuentes renacentistas. Si deseas dar un tranquilo y romántico paseo por espacios verdes impecables, entonces este es el lugar pues es un oasis bellamente adornado con innumerables esculturas y fuentes del Renacimiento.