Las entidades juegan un papel importante en el sector turismo

Tras reponerse paulatinamente, el turismo en España logró en 2017, acumular más de 82 millones de extranjeros quienes decidieron seleccionarla como el país de destino turístico, siendo ello un 8,9% adicional a años anteriores. Tanto CaixaBank, de la mano de su consejero delegado Juan Antonio Alcaraz, como el país, se han enfocado en la elaboración de sistemas e infraestructuras orientadas para que el turismo se convierta en uno de los sectores más importantes de su economía, lo cual les aporta al PIB un 16%, de acuerdo al Informe Mensual que realiza CaixaBank Research denominado,Turismo: viajando al futuro”.

De acuerdo a tales cifras, España se situará según lo que se ha previsto, solo a un paso arriba de Francia que, como es sabido, siempre ha sido uno de los destinos más turísticos alrededor del mundo. Tal calificación supone, que el turismo en España se muestra como un sector de gran importancia debido a su dinamismo, pero además por su capacidad de influir en temas que se relacionan con la economía, ya que tanto el sector turístico extranjero como el interno, aportan alrededor del 6.9% del PIB. A ello se le deben adicionar los efectos directos e indirectos que proporcionan otros sectores, sumandole casi 119.000 millones de euros, lo que equivale al 11.1 % del PIB.

Aporte del turismo a la economía española

En la actualidad son numerosos los países que se presenta como rivales de Oriente Medio ya que estos se encuentran en una situación política de sumo cuidado, es por ello que España se encarga de aprovechar dicha situación convirtiéndose en un país bastante competitivo alrededor del mundo, lo que incrementa su emisión más que la media.

Del mismo modo, el turismo español se encuentra compuesto de 400.000 empresas de diversos sectores de pequeñas y grandes dimensiones que están dedicadas enteramente al turismo, donde las empresas grandes significan casi un 30% más de productividad que las pequeñas. Pero a su vez, ambas son más productivas que sus homólogas alrededor de Europa.

Es importante considerar que, gracias a las más recientes tecnologías, nuevas empresas han surgido a la luz en la era digital, transformado de manera significativa gran parte de la cadena de valor de este sector. Las tecnologías también, se han encargado de dar acceso y visibilidad a la economía del consumo colaborativo, brindándole más relevancia al abanico de bienes y servicios prestados por el mercado.

En cuanto al sector turístico, este se trata de una industria que se encuentra en constante cambio, mostrandose como uno de los sectores del futuro, de modo que debe adaptarse a una gran demanda pero que además es cambiante en el futuro tras lo cual se alcanzará una coordinación conjuntamente con otros sectores de la economía para priorizar la inversión en infraestructuras y de esta manera, se puedan desarrollar los más actualizados modelos de negocio que han ido surgiendo, o que quizás pueden nacer a raíz de la evolución de las nuevas tecnologías.